Se postrará a los pies de cada uno para que oren por él. RB 58, 23
     Cuando una persona desea ser monje lo primero que se le pide es que venga de huésped para conocer el Monasterio y las características de nuestro estilo de vida, al mismo tiempo que toma contacto con el abad y el maestro de novicios y comienza así una relación de mutuo conocimiento. Luego de un tiempo prudente de maduración y discernimiento que depende de cada persona, se invita al candidato a realizar una experiencia monástica compartiendo la vida de la Comunidad a lo largo de un mes. Después de esto, si el candidato sigue con su propósito y el abad lo acepta, comienza el período de postulantado que dura entre 6 y 12 meses. Luego sigue el noviciado canónico con una duración de 1 año, al fin del cual si el novicio es recibido por la Comunidad, realiza su primera profesión monástica por tres años (votos temporales) prometiendo la estabilidad, observancia monástica y obediencia. Desde este momento se lo considera "monje". Al fin del trienio de votos temporales si reúne todas las condiciones necesarias puede hacer la profesión solemne, es decir la consagración definitiva para toda la vida.

Escribirá la cédula de petición, la firmará y la depositará sobre el altar. Cf. RB 58, 20
Recíbeme Señor según tu promesa y viviré y no permitas que vea frustrada mi esperanza. Sal. 118, 116; RB 58, 21
     Formulario de Consulta
Nombre y Apellido:
Ciudad:
Teléfono:
E-mail:
Consulta:

El escudo   .   Ubicación geográfica   .   Visitas y horarios   .   Contacto   .   Historia   .   La vida fraterna   .   La oración

La lectio divina   .   El trabajo   .   La hospedería   .   El profesorado   .   El Instituto Kennedy   .   Productos Monacal

El licor Monacal   .   San Benito y su regla  .   La medalla de San Benito   .   La Iglesia abacial   .   Galería de fotos