La lectio divina es una práctica religiosa muy importante, que no es patrimonio exclusivo de los monjes, sino de todos los cristianos, y que hoy numerosos laicos descubren. Se trata de una lectura orante de la Sagrada Escritura, realizada con una atenta escucha del corazón. Es una lectura pausada, sin prisas, en la que vamos penetrando poco a poco en el sentido de los textos, y por sobre todo en un diálogo íntimo con el Señor. La lectio divina la hacemos solitariamente, cada uno con su biblia, en un clima de religioso silencio, para propiciar el encuentro con el Señor que habla al corazón.

     La lectio divina nos ayuda a establecer un diálogo de amor con Dios, un encuentro a solas con El, que compromete nuestra vida. Gracias a la lectura orante de la Escritura, tenemos la oportunidad de crecer un poco más en el conocimiento del misterio de Dios, que para cada uno y en cada circunstancia de la vida tiene una palabra personal. Gracias a la lectura orante de la Escritura nos enriquecemos creciendo en nuestro espíritu, dando cabida a la acción del Espíritu de Dios. Para poder penetrar sabrosamente y con más fruto el sentido de los textos, nos preparamos adecuadamente con el estudio. Pero esto es sólo una ayuda. Lo importante es el encuentro con Dios al que puede acceder cualquier persona si tiene el corazón abierto a recibir el evangelio



El escudo   .   Ubicación geográfica   .   Visitas y horarios   .   Contacto   .   Historia   .   La vida fraterna   .   La oración

La lectio divina   .   El trabajo   .   La hospedería   .   El profesorado   .   El Instituto Kennedy   .   Productos Monacal

El licor Monacal   .   San Benito y su regla  .   La medalla de San Benito   .   La Iglesia abacial   .   Galería de fotos