El licor dulce

El famoso y exquisito
Licor Monacal
     La elaboración del licor monacal se desarrolló a lo largo de muchos años hasta adquirir su fisonomía actual. El Hermano licorero experimentó sobre todo con el agregado de diversas hierbas hasta llegar a 73, y ofrecía la bebida espirituosa a los huéspedes de la casa para que la degustaran y expresaran sus opiniones.

     Pasados unos 13 años de cuidadosas y constantes pruebas, en 1962 se comienza la fabricación seriada del ya afamado Monacal: se había alcanzado la mejor consistencia, el mejor color y el mejor buqué, debido al perfecto equilibrio entre las hierbas que lo componen, sin que se destaque ninguna de ellas. Así quedaba delineado en sus características actuales.
     Hierbas que componen el Licor Monacal
1. Ajedrea. 26. Condurango. 50. Menta piperita.
2. Alhucema. 27. Congorosa. 51. Mil hombres.
3. Albahaca. 28. Coriandro. 52. Muña-muña.
4. Alpamato. 29. Chachacoma. 53. Naranja (cáscara).
5. Ambay. 30. Chañar (corteza). 54. Naranjo(hoja verde).
6. Anacahuita. 31. Doradilla. 55. Nencia.
7. Angélica (raíz). 32. Dulcamara. 56. Orégano.
8. Angélica (semilla). 33. Énula campana (raíz). 57. Peperina.
9. Anís (semilla). 34. Enebro (bayas). 58. Poleo.
10. Anís estrellado. 35. Eneldo. 59. Quina (corteza).
11. Árnica. 36. Equiseto. 60. Romero.
12. Boldo. 37. Fofosa. 61. Salvia blanca.
13. Cálamo aromático. 38. Galanga (raíz). 62. Salvia morada.
14. Cambará. 39. Genciana. 63. Salvia oficinal.
15. Cardamomo. 40. Hinojo (semilla). 64. Simbol.
16. Canela. 41. Hisopo. 65. Té andino.
17. Capilaria. 42. Incayuyo. 66. Tilo.
18. Cardo santo. 43. Jengibre. 67. Tomillo.
19. Carqueja. 44. Laurel nobilis (hoja verde). 68. Toronjil.
20. Cedrón. 45. Lemongras. 69. Valeriana.
21. Centaura menor. 46. Limonero(hoja verde). 70. Verónica.
22. Clavo de olor. 47. Lusera. 71. Vid.
23. Cola acuminata. 48. Marcela. 72. Yerba larga.
24. Colombo (raíz). 49. Mejorana. 73. Yerba de la perdiz.
25. Comino.

     El licor seco
 
 
     Comienza a comercializarse en 1984, tras 12 años de preparación. Se compone básicamente de las mismas hierbas que el dulce, con algún cambio en la proporción, y el añadido de algunas más.

     El Licor monacal, tanto el dulce como el seco, tiene el sello inconfundible de lo artesanal y natural, avalado por la calidad que impone la espiritualidad de los monjes benedictinos, hecha de oración, silencio, paciencia y sabiduría. Las viejas técnicas empleadas en la creación del licor, así como el conocimiento y la experiencia acerca de las hierbas que lo constituyen, se remontan a una tradición de 15 siglos.

     El Licor Monacal también quiere transmitir algo del rico patrimonio de los monjes benedictinos de Victoria a todos los hombres y mujeres e invitarlos a través del disfrute de esta bebida espirituosa a penetrar en los valores humanos y evangélicos que fundamentan y dinamizan la vida del claustro y toda vida cristiana.
     Formulario de Consulta
Nombre y Apellido:
Ciudad:
E-mail:
Consulta:

El escudo   .   Ubicación geográfica   .   Visitas y horarios   .   Contacto   .   Historia   .   La vida fraterna   .   La oración

La lectio divina   .   El trabajo   .   La hospedería   .   El profesorado   .   El Instituto Kennedy   .   Productos Monacal

El licor Monacal   .   San Benito y su regla  .   La medalla de San Benito   .   La Iglesia abacial   .   Galería de fotos