La cruz-medalla de San Benito es muy antigua y su uso es conocido con certeza desde el siglo X. El papa san Gregorio Magno nos cuenta que por medio del signo de la cruz y la invocación del Señor, san Benito obró numerosos milagros. Por eso en los monasterios se asoció muy pronto el signo de la cruz, que recuerda nuestra redención, con la imagen de san Benito, padre de los monjes de occidente.

      La medalla, de un lado, representa la imagen de la cruz y del otro la de san Benito. En los cuatro ángulos de la cruz se hallan grabadas estas iniciales: C.S.P.B., que significan: Crux Sancti Patris Benedicti, Cruz del Santo Padre Benito. En las líneas vertical y horizontal y alrededor de la Cruz se leen, en el siguiente orden, estas otras iniciales, cuyas palabras componen la oración o exorcismo:


C.S.S.M.L. : Crux Sancta Sit Mihi Lux. La Santa Cruz sea mi luz.

N.D.S.M.D.: Non Draco Sit Mihi Dux. No sea el demonio mi guía.

V.R.S.: Vade Retro Satana. Retírate, Satanás.

N.S.M.V.: Nunquam Suadeas Mihi Vana. No me aconsejes vanidades

S.M.Q.L.: Sunt Mala Quae Libas. Son malas las cosas que brindas.

I.V.B.: Ipse Venena Bibas. Bebe tú esos venenos.



     Como todo signo sagrado, y en virtud de ostentar la Cruz que es el instrumento de nuestra salvación, la medalla de San Benito recuerda al fiel que la lleva con devoción la presencia constante de Dios y su protección, a la vez que lo preserva de las tentaciones y lo guía y alienta en su vida. Por tener grabada en la cruz un exorcismo, es un eficaz arma contra el demonio y sus acechanzas.

El escudo   .   Ubicación geográfica   .   Visitas y horarios   .   Contacto   .   Historia   .   La vida fraterna   .   La oración

La lectio divina   .   El trabajo   .   La hospedería   .   El profesorado   .   El Instituto Kennedy   .   Productos Monacal

El licor Monacal   .   San Benito y su regla  .   La medalla de San Benito   .   La Iglesia abacial   .   Galería de fotos